Dealer: Oeste

Vulnerables: Este-Oeste

 A K 8 6 4

 

 A K 7

 A K 6 4 2


 9 7 3 2

 10 8 7 6 4

 8 5

 7 5

Oeste

Norte

Este

Sur

1

D

paso

1

paso

2

paso

2

paso

6

Todos pasan

Sin ningún punto y siendo Sur, desde luego no tenías ninguna ambición de ser el declarante en un slam, pero aquí estás. ¿Cuál es tu plan para conseguir 12 bazas después de que Oeste saliera del A?

Solución:

El declarante falló la salida inicial en el muerto y pudo ver que los tréboles podrían establecerse. También que, probablemente, podría fallar un diamante en su mano, por lo que, tras jugar en la segunda baza el A, siguió con el A y el K, y luego adelantó el 2.

Este concluyó que si Sur había comenzado con la poco probable distribución 4-4-3-2, si fallaba, le facilitaría que se descartara de un diamante y que luego fallara un diamante perdedor. Con esto en mente, se descartó de un corazón.

El declarante falló el trébol en su mano, regresó al muerto con el K y salió de otro trébol. Este volvió a descartarse de un corazón. El declarante falló, jugó diamante al As del muerto y falló el siete de diamantes con su último triunfo, el nueve. A continuación falló un corazón en el muerto. Este sobrefalló y salió con un diamante. El declarante falló con pequeño y le quitó a Este su último triunfo con el Rey del muerto. El 6 afirmado en el muerto era la última carta que le quedaba. Se hizo cuatro triunfos, tres fallos, los ases y reyes de los palos pobres y el trébol afirmado: en total 12 bazas.

No es que importe, pero el razonamiento de Norte para saltar al slam fue el siguiente: “Sur, por la subasta, probablemente debía tener cinco corazones. También era probable que tuviera cuatro picos. En otro caso, hubiera pasado a 2. Con cuatro cartas en menores en mano de Sur yo se las cubría”.

La mano completa:

 A K 8 6 4

 

 A K 7

 A K 6 4 2

 J

 A K Q 9 2

 Q J 2

 Q 10 9 3

 Q 10 5

 J 5 3

 10 9 6 4 3

 J 8

 9 7 3 2

 10 8 7 6 4

 8 5

 7 5