27 de marzo

Dealer: Este

Vulnerables: Nadie

 Q J 6 5 3

 3 2

 A K J

 A K 9


 A K 10 4 2

 A

 8 7 3

 J 8 4 3

Oeste

Norte

Este

Sur

2 

2 

4 

5 

paso

6 

Todos pasan

El salto de tu compañero a 5 es un intento de ir a slam si controlas el palo de corazón (fallo, semifallo, el K protegido).

Si tu mano hubiera sido un poco más fuerte podrías haber subastado 6 en lugar de 6 para mostrar que tienes control en el palo e interés en un gran slam. Contra el pequeño slam, Oeste sale del 10. ¿Cómo conseguirás tus 12 bazas?

Solución:

El declarante ganó la salida inicial en su mano y podía contar 10 bazas seguras, con posibilidad de obtener la undécima fallando un corazón. La duodécima podría salir del palo de trébol o ganando el impás en diamante.

Claramente, el palo de trébol debería tantearse primero manteniendo el impás de diamante en la recámara.

Tras destriunfar con el As y la Dama, el declarante ubicó a Este con ocho cartas en los mayores. Con esto en mente, consideró que jugar As y Rey de trébol y otro trébol era un planteamiento endeble, que fracasaría cuando Oeste tuviera cuatro o cinco tréboles con la Q-10.  También, cuando comenzara con cuatro o cinco tréboles, era mucho menos probable que saliera el impás de diamantes.

Tras pensarlo, el declarante ideó un plan que le proporcionaría siempre las 12 bazas, aunque Este hubiera empezado con seis corazones.

Primero, tomó su A y falló el corazón que le restaba en el muerto. A continuación, salió de un trébol pequeño hacia el K-9 del muerto. Cuando Oeste sirvió con pequeño, puso el 9 del muerto.

Ahora ya tenía las 12 bazas.

Cuando Oeste sugirió que fue un juego afortunado, el declarante replicó. “El plan tendría éxito contra cualquier distribución de los tréboles. Si Este toma el 9 con el 10 y el palo está 3-3, el J del muerto podría descartarse en el decimotercer trébol. Si tú comienzas con cinco o seis tréboles, este planteamiento siempre producirá una baza extra en el palo. También funciona cuando Este gane el 9 con la Dama o el 10 dobletón. En este caso, Este estará puesto en mano y se verá forzado a conceder una baza extra, bien saliendo de diamante hacia la tenaza del muerto, o concediendo un fallo y descarte. Finalmente, Si Este comenzara con cuatro tréboles, tendría como mucho un diamante. Tras jugar el A, impasaría al J convencido de que funcionaría”.

La mano completa:

 Q J 6 5 3

 3 2

 A K J

 A K 9

 8

 10 9 5 4

 9 6 5 4

 Q 10 6 5

 9 7

 K Q J 8 7 6

 Q 10 2

 7 2

 A K 10 4 2

 A

 8 7 3

 J 8 4 3